Skip to content

Justicia, un derecho esquivo para la mujer | Cooperativa

Tipo: Columna de Opinión

Año: 2022
Mes: Junio

Quién apareció: Paulina Ibarra, Directora Ejecutiva Fundación Multitudes

Medio: Cooperativa

Un estudio de 2020 de la Secretaría Técnica de Igualdad de Género y No Discriminación del Poder Judicial, denominado “Acceso a la justicia de las mujeres víctimas de violencia”, dio cuenta que muchas de las usuarias del sistema sentían que, en vez de encontrar justicia en sus causas, eran víctimas de nuevas vulneraciones: revictimización -al tener que relatar una y otra vez sus denuncias por abuso y violencia- o que no se tomen medidas para garantizar pago de pensiones alimenticias, por nombrar algunos ejemplos.

La misma investigación señala que, como mejora, se debe propender a una valoración de la prueba acorde con el fenómeno de la violencia contra la mujer; es decir, creerles a las víctimas, cosa que parece simple en el papel, pero que en la práctica, como hemos podido ver en innumerables veces, no se logra de buenas a primeras. Es más, otra propuesta para perfeccionar al sistema, dicho por las propias usuarias, es la especialización del Poder Judicial en violencia contra las mujeres, algo que suena de una obviedad tremenda en los tiempos que corren, pero que en Chile parece ser una entelequia. Y no somos la excepción a nivel global, como mencionaré más adelante.

En estos días, Fundación Multitudes participa presencialmente en el evento World Justice Challenge 2022, que se efectúa en La Haya, donde hemos sido galardonados con una mención honrosa por nuestro proyecto “Observatorio de Mujeres contra la Desinformación y Fake News”, que busca develar cómo el uso de las redes sociales se ha estado convirtiendo en una forma de violencia de género que afecta a liderazgos femeninos, fundamentalmente.

En sus versiones del World Justice Challenge, es primera vez que nuestro país llega a estas instancias, y aparte de producirnos un orgullo como equipo, nos plantea un desafío mayor en esta materia.

Pero no puedo evitar comentar lo que me ha tocado vivir en estos días en La Haya. Compartiendo con otras organizaciones internacionales, nuestra realidad no es muy distinta a lo que se vive en otros países. La falta de herramientas para exigir accountability al Poder Judicial, la inaccesibilidad en justicia y equidad, pero también la violencia hacia mujeres, migrantes o grupos de las diversidades sexuales son problemas que trascienden las fronteras, obviamente que con sus particularidades y con casos mucho más graves que nuestra realidad local.

Por eso la importancia de instancias como esta, donde se reconoce el esfuerzo de organizaciones de la sociedad civil de 118 países que participaron de esta versión 2022 del certamen, donde la meta es común para todos: justicia y equidad en todos los ámbitos, y en particular -para Fundación Multitudes- justicia para las mujeres vulneradas en sus derechos, justicia que es esquiva y que se ve como un derecho lejano muchas veces.

Porque no podemos esperar que desde un meme denigrante o una fake news que involucra a una mujer, sobre todo si es lideresa de su ámbito, el siguiente paso sea la normalización de este tipo nuevo tipo de violencia de género. No esperamos que el Poder Judicial tome esto como antecedente para sus procesamientos, o que el Poder Legislativo o el Ejecutivo avancen en leyes que sancionen con más firmeza. Sí, podrán ser acciones que contribuyan a que esa sensación de injusticia se aminore, pero nuestra responsabilidad hoy es denunciar y parar este fenómeno.

Dejamos Países Bajos con el firme compromiso de no descansar en develar el mal manejo de una herramienta tan poderosa y eficaz como son las redes sociales. El 2021 abordamos a las parlamentarias, este año a las convencionales y el próximo esperamos avanzar en lideresas locales y territoriales. Porque hoy como fundación tenemos sólo esta herramienta para denunciar la desinformación hacia las mujeres, pero hay otros grupos de poder que podrían contribuir a hacer justicia desde ahora con las víctimas, antes que esto sea demasiado tarde.

Ver nota en Cooperativa

Otras apariciones en prensa